Neuromas

Tratamientos para el cuidado de los pies para los neuromas

El neuroma (neuroma de Morton) es una afección nerviosa que causa dolor y entumecimiento en los pies y los dedos de los pies. Nuestros doctores pueden ayudarlo a encontrar alivio del neuroma usando las técnicas de tratamiento más nuevas y efectivas disponibles.

 

¿Qué es Neuroma?

  • Diagrama de Neuroma
  • Ubicación común del neuroma
  • El neuroma ocurre cuando un nervio en la parte inferior del pie se pellizca, a menudo entre el metatarso o los huesos del dedo del pie. Esto hace que el nervio se hinche y espese a medida que la condición empeora, creando dolor y malestar. El neuroma es más común en el tercer y cuarto dedo del pie.

El neuroma generalmente no produce signos visibles, pero puede causar los siguientes síntomas:

  • Hormigueo o falta de sensación en los dedos de los pies
  • Sensación de pararse sobre un guijarro o protuberancia en su zapato
  • Dolor ardiente en la bola del pie (también puede extenderse a los dedos del pie)

Diagnosticando el Neuroma

Aunque se desconoce la causa exacta del neuroma, se sabe que la afección se debe a un exceso de presión, irritación o lesiones en los nervios de los pies y los dedos de los pies.

Los siguientes factores pueden ponerlo en mayor riesgo de desarrollar neuroma:

  •  Actividades de alto impacto. Las actividades de correr y otras actividades que ponen sus pies en alto riesgo de lesiones o trauma pueden aumentar su riesgo de neuroma, al igual que cualquier actividad que requiera el uso de zapatos ajustados (escalada, esquí, snowboard).
  • Zapatos que no le quedan bien y tacones altos. Cualquier calzado que se ajuste herméticamente o ejerza presión sobre los dedos de los pies puede contribuir al neuroma.
  • Deformidades o condiciones preexistentes del pie. Los dedos en martillo, los pies planos, los juanetes y otras afecciones de los pies lo pondrán en mayor riesgo de desarrollar neuroma.

Si los doctors sospechan que puede estar sufriendo de neuroma, es probable que use rayos X para asegurarse de que otra afección, como la fractura, no sea la fuente de su dolor. La ecografía y la resonancia magnética (IRM) pueden usarse para inspeccionar los tejidos blandos del pie y determinar si hay o no un neuroma presente.

 

Tratamiento de Neuroma

Si estos enfoques conservadores no son exitosos, puede ser necesaria la intervención quirúrgica para extirpar las secciones inflamadas del nervio. La cirugía para el neuroma es relativamente menor y generalmente se realiza bajo anestesia en un entorno ambulatorio.

El tratamiento para el neuroma generalmente comienza con terapias conservadoras como el relleno del calzado. Nuestros doctores pueden recomendarle que use soportes para los arcos o almohadillas para los pies para mantener el exceso de presión sobre los nervios afectados, también pueden usar inyecciones de alcohol esclerosante para proporcionar alivio.